Covid-19


El  SARS-CoV-2, COVID-19 o vulgarmente llamado coronavirus es un virus perteneciente a la subfamilia Orthocoronavirinae dentro de la familia Coronaviridae (orden Nidovirales). Esta subfamilia comprende 4 géneros: Alphacoronavirus, Betacoronavirus, Gammacoronavirus y Deltacoronavirus de acuerdo a su estructura genética.

 

Los alfacoronavirus y betacoronavirus infectan solo a mamíferos y normalmente son responsables de infecciones respiratorias en humanos y gastroenteritis en animales. Hasta la aparición del SARS-CoV-2, se habían descrito 6 coronavirus en seres humanos (HCoV-NL63, HCoV-229E, HCoV-OC43 y HKU1) que son responsables de un número importante de las infecciones leves del tracto respiratorio superior en personas.

 

El SARS-CoV y MERS-CoV (Síndrome respiratorio de Oriente Medio), son responsables de infecciones respiratorias graves de corte epidémico con gran repercusión internacional debido a su morbilidad y mortalidad.

 

El coronavirus SARS-CoV-2 supone el 7º coronavirus aislado y es el culpable de  provocar la enfermedad llamada COVID-19.

 

Se denominan coronavirus porque la partícula viral muestra una característica “corona” de proteínas espiculares alrededor de la envoltura lipídica mediante las cuales entra en contacto con las células, adquiriendo así cierta similitud con el funcionamiento y aspecto de las minas submarinas del siglo pasado

 

Estructuralmente el virus es esférico de 60 a 220 nm de diámetro y  contiene ARN  (ácido ribonucleico ) monocatenario (ssRNA) en su interior con el que “infecta” a las células para poder reproducirse.

 

cdc-k0KRNtqcjfw-unsplash

 

La principal vía de transmisión entre humanos se realiza a través de las secreciones de personas infectadas, principalmente por contacto directo con gotas respiratorias de más de 5 micras (capaces de transmitirse a distancias de hasta 2 metros) y las manos o los fómites contaminados con estas secreciones seguidas del contacto con la mucosa de la boca, nariz u ojos. El SARS-CoV-2 se ha detectado habitualmente en secreciones nasofaríngeas, incluyendo la saliva de personas infectadas.

 

Actualmente se desconoce el tiempo exacto  de supervivencia de SARS-CoV-2 en el medio ambiente. Se cree que  el coronavirus humano pueden permanecer activo en superficies inanimadas hasta 9 días, sin embargo a temperaturas ≥30ºC la supervivencia es más corta. Se estima que la supervivencia del SARS-CoV2 es de varios días a una temperatura ambiente promedio (20°C) en diferentes superficies.

 

Existen dos tipos de métodos  para la realización de tratamientos de desinfección tanto  preventivos como curativos contra el COVID-19 estos son: la nebulización y el asperjado (pulverización) de superficies.

 

La nebulización  consiste en una limpieza mediante  una niebla de micro gotas de desinfectante suspendidas en el aire logrando así una desinfección uniforme de todas las superficies. Gracias a este sistema, la sustancia activa puede acceder a zonas donde los métodos de limpieza habituales no llegan.

 

Mediante este método podemos desinfectar grandes espacios en un periodo relativamente pequeño de tiempo gracias a la facilidad con la que el producto se dispersa.Este tipo de desinfección está más  recomendada para zonas interiores y requiere de  un plazo de seguridad de tres a doce horas dependiendo del producto usado.

 

El segundo método es el asperjado de superficies. Este método consiste en pulverizar el desinfectante en las zonas consideradas de riesgo.Estas zonas son: pulsadores de la luz, timbres, buzones, ascensores, agarradores, pomos de puertas, barandillas, paredes, etc. Es decir las zonas que las personas necesitan tocar con la mano o aproximarse obligatoria y habitualmente en su vida diaria.

 

Este tipo de desinfección se tarda más y es menos homogénea que la nebulización pero no precisa plazo de seguridad por lo que se puede realizar en lugares que requieran paso habitual de personas.

 

Estos métodos pueden ser aplicados para la desinfección de vehículos, hogares, comunidades de vecinos, empresas, locales comerciales, hostelería, clínicas, colegios, etc.